Judicial (469)
Santa Cruz

Declaran culpable al joven que mató a Santino

María Subelza: “El día que esté la sentencia contra el que mató a mi hijo, quiero estar”.

 En febrero del año pasado el niño de 4 años fue asesinado y su madre violada en Puerto Deseado.María paseaba junto a su hijo de 4 años cuando fueron interceptados por dos delincuentes.

ciudad santacruceña de Puerto Deseado. Los jueces Mario Albarrán, Jorge Alonso y Juan Pablo Olivera consideraron al acusado “coautor” del homicidio y “partícipe necesario” del abuso sexual de la mujer y en el mismo fallo mantuvieron la prisión preventiva para él.

“Pensé que eran pescadores”… es una de las frases que María Alcoba de Subelza pronunció en un video en una de sus primeras declaraciones luego del horror padecido en la costa de Punta Cavendish, Santa Cruz, el 20 de febrero del año pasado. Caminata donde fue interceptada por dos hombres, Alvarado y Machado, este último menor de edad en ese momento, quienes la violaron, intentaron matarla y asesinaron a su hijo, el pequeño Santino, de 4 años. El hecho conmocionó a todo un país, sobre todo a las localidades donde se produjo el aberrante hecho y a la de Rosario de la Frontera, de donde son oriundas las víctimas.

En el momento de desatar el horror el sujeto declarado culpable ayer era menor, al mismo tiempo su cómplice, Omar Alvarado (35), se ahorcó un mes después del hecho en la celda donde esperaba el juicio en prisión preventiva. El fallo de la Cámara ordenó que Machado sea sometido a un “amplio informe psicológico”.

Los delitos que le atribuyeron al joven fueron “robo agravado por el uso de armas en calidad de coautor, abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de armas en calidad de partícipe necesario” y “femicidio agravado por haber sido cometido para ocultar otro delito en grado de tentativa y en calidad de partícipe necesario y homicidio agravado”.

La resolución declaró “la nulidad parcial de la acusación” formulada por el fiscal Carlos Rearte, que atribuyó al acusado “haber ultimado junto a su consorte de causa al niño” y en cambio le atribuyó la calidad de “coautor” en ese hecho. Por su parte, el joven, alojado en la Unidad Penitenciaria 2 de Río Gallegos, había confesado el lunes 23 de agosto, en el marco de un juicio abreviado, haber participado del hecho.

Acerca de la pena que le cabe a Machado, y teniendo en cuenta la ley penal de minoridad -que toma en cuenta la edad al momento del hecho-, luego del plazo mínimo de un año la Justicia deberá definir si dispone de una pena o no en contra del encartado.

Endilgó culpas

En su declaración durante el juicio Machado, hallado culpable, admitió que “le alcanzó una piedra más grande para pegarle a la mujer” a Omar Alvarado (35), el acusado de abusar de ella y de matar al niño, y quien apareció ahorcado en una celda de la comisaría 4ta. de Caleta Olivia días después de ser detenido por el hecho. El muchacho contó que habían ido “a robar a la zona de la costa” porque Alvarado “necesitaba plata para el hijo”.

“Otras personas se retiraron de la zona y la mujer quedó con su hijo, la atacaron para robarle y como tenía poca plata Alvarado decidió abusar de ella, ella reaccionó, lo golpeó con una roca y como ella le vio el rostro él decidió matarla para no volver a caer preso, como había estado en Comodoro Rivadavia”, detalló una fuente judicial sobre la declaración del joven.

De la misma forma dijo que “mientras eso sucedía, él cuidaba del chiquito, a quien antes de retirarse Alvarado decidió llevar a la zona de la playa donde había rocas y ultimarlo”.

María de Subelza y su hijo Santino, de cuatro años, ambos oriundos de la localidad salteña de Rosario de la Frontera, habían viajado a la localidad de Puerto Deseado para visitar a un hijo mayor de ella que, el 20 de febrero de 2020, antes de ir a trabajar, los dejó en la playa para que pasearan. Fue justamente en ese momento en que ambos fueron interceptados y atacados.

Siguieron el juicio de forma virtual

El fiscal de Cámara es Pablo Rearte. El juicio se llevó a cabo en forma virtual y también participaron María, la madre del nene asesinado, y Celso Subelza, su esposo, desde Rosario de la Frontera, el pueblo de Salta donde viven.
Hace más de un año y medio fue atacada por Alvarado (35) y Machado (18, menor de edad en el momento del hecho) mientras paseaba con su hijo Santino por la costa de Punta Cavendish, en Puerto Deseado, Santa Cruz. Viajó a esa localidad para visitar a su otro hijo, mayor de edad. 
‘Fuimos solo Santino y yo, en micro. Primero pasamos por Buenos Aires para el cumpleaños de mi hija y luego partimos para el sur. En 2018 habíamos viajado los tres, con mi marido. Pero nuestro auto ya es viejito para hacer tantos kilómetros‘, explicó María el año pasado en una de las primeras notas a los medios de comunicación.
A pesar de los sistemáticos golpes con piedras que recibió la mujer en la cabeza, con la única intención de quitarle la vida, logró sobrevivir y arrastrándose pidió ayuda. Luego del violento asalto los delincuentes la abandonaron entre las rocas pensando que estaba muerta.

Deja tu comentario