Actualidad (497)
El Naranjo

Madre con dos hijos menores trasladaba 62 kilos de cocaína en su camioneta.

La conductora del rodado intentaba aparentar que estaba realizando un viaje familiar. Los uniformados al revisar el sector inferior del vehículo, descubrieron un compartimento oculto con el cargamento del estupefaciente.

Ayer, los efectivos de la Patrulla Fija “El Naranjo” dependiente del Escuadrón 45 “Salta” mientras efectuaban controles sobre la intersección de las Rutas Nacionales N° 9 y 34, detuvieron la marcha de una camioneta Fiat Toro, conducida por una ciudadana que viajaba hacia Tucumán con sus dos hijos menores de edad.

Durante el registro correspondiente, los funcionarios al inspeccionar el sector inferior del rodado, observaron una chapa que estaba ubicada entre el tanque de combustible y el soporte de la rueda de auxilio. La detección de ese elemento en el lugar mencionado, indicaba el hallazgo de un compartimiento oculto.

Además, los gendarmes observaron anomalías en la estructura de la caja del rodado, la cual poseía un masillado no habitual, signos de haber sido pintado y soldado recientemente.

Inmediatamente, los uniformados quitaron la chapa del sector inferior del vehículo, y descubrieron que se trataba de un doble fondo que contenía paquetes rectangulares.

La prueba de campo Narcotest arrojó como resultado positivo para cocaína con un peso total de 62 kilos 565 gramos.

La Unidad Fiscal Federal de Salta dispuso la detención de la involucrada, el decomiso del estupefaciente y el secuestro del rodado. Además, intervino el Juzgado de Menores.

Deja tu comentario