Actualidad (804)
#Rosario de la Frontera

TOMA DE TERRENOS

Mujeres con niños discapacitados a cargo fueron reprimidas por policías de noche.Se sienten discriminados y abandonados por las autoridades solo por ser pobres.



Hace dos días, familias enteras decidieron tomar unos terrenos ubicados al costado de la ruta nacional 34 y frente del barrio 200 Viviendas, el cual fue inaugurado el año pasado en el mes de abril por el gobernador Urtubey.

Las familias aseguraron a El Tribuno, único medio presente, que no quieren nada gratis y, por el contrario, pretenden pagar por su terreno en cuotas.

Por otro lado, también manifestaron que mujeres, con niños discapacitados a cargo, fueron golpeadas y reprimidas por la policía, que se hizo presente el lunes por la noche.

Según los vecinos, nunca la policía les presentó ninguna orden judicial de desalojo del predio que ocupan.

Testimonios

Yanina Millán, manifestó que, “hemos buscado ayuda de la Municipalidad desde hace mucho tiempo, acá hay familias que piden ayuda hace tres, cuatro, cinco y seis años y no pasa nada. Por eso vinimos por voluntad propia, no apoyamos a ningún político y nadie nos vino a dar una mano con algo, lo único que queremos es una solución urgente”.
[25/9 12:44] Incógnito: Cabe señalar que son familias de muy bajos recursos y con trabajos en negro, como la mayoría de las personas en la provincia de Salta.

Los ocupantes vienen de los barrios San Martín, Ramón Abdala, Nuevo Hogar, Santa Clara y El Niño, todos sectores muy humildes de la Ciudad Termal.

Roberto Zarza, padre de familia, manifestó que, “tengo hijos con discapacidad y la Policía nos agredió por nada. Nosotros somos una familia muy humildes y numerosa, estamos viviendo todos amontonados y pedimos ayuda hace años, pero nadie nos da un solución. Ya fuimos a Salta, a Derechos Humanos, y también pedimos una cita con el intendente Gustavo Solís, pero siempre nos da audiencia para dentro de tres meses por lo menos”.

“Tenemos entendido que este es un espacio municipal, por eso estamos acá, y no queremos que nos den nada gratis”.

Milagros Alsogaray, a su tiempo, también aseguró que, “hace muchos años que estoy anotada para un terreno en Tierras y Viviendas de la Municipalidad, siempre voy a preguntar pero nunca nos dan una respuesta positiva, siempre nos dicen que no hay nada, y el problema es que les dan casas a la gente que tiene para pagarlas mensualmente. En cambio, nosotros no tenemos esa posibilidad, ya que si bien la mayoría de los que estamos acá tenemos un trabajo, pero es en negro, por eso no queremos que nos regalen nada, sino que nos den la posibilidad de pagar los terrenos, pero de acuerdo a nuestras posibilidades”.

Otro de los manifestantes, dijo que, “lo único que queremos es que nos den la posibilidad de pagar lo que pedimos, yo hace veinte años que estoy pagando un alquiler y jamás me dieron una solución. El intendente tampoco da la cara”, dijo indignado.

“Nos da bronca porque hay muchas casas de barrio que están desocupadas y se las dan a gente que tiene otras y no las ocupa”, aseguraron todos.

“Discriminados y abandonados”

Los más humildes del grupo dijeron que “nosotros nos sentimos abandonados por el intendente y por los políticos; nadie se acercó, ni los concejales ni nadie, sentimos que lo que nos hacen es igual a un abandono de persona, ya que ninguno se arrimó ni a preguntar por qué ocupamos este terreno, o que necesitamos. A ellos no les interesamos, lo único que les interesa es meterse la plata en el bolsillo y nada más”.

“Además nos duelen los comentarios de algunas personas en las redes sociales, porque nos tratan como si fuéramos la peor escoria. Y no nos parece justo que no nos den su apoyo, parte de la sociedad nos trata como basura. Entonces, si la gente que tiene estudios se comporta así, nos damos cuenta que nosotros somos un poco mejor que ellos, a pesar de nuestra pobreza. Ya que ellos están para apoyarnos, los políticos trabajan gracias a nosotros y a los pocos impuestos que pagamos, entonces nos están abandonando”, manifestaron en grupo.

Alsogaray agregó que “tengo un hijo de 18 años con cáncer, y desde que inicié los trámites para la pensión nunca salió el papel. Acudí a la Municipalidad para hacer un baño porque por su situación tiene que estar aislado, pero tampoco me quisieron ayudar con absolutamente nada, ni con los materiales”, expresó llorando.

La mayoría de las familias aseguraron que trabajan haciendo changas, en casas de familia o en campos cercanos. “A pesar de que trabajamos en negro, estamos seguros que vamos a poder pagar las cuotas como sea, solo necesitamos una oportunidad”, dijeron.

“Yo hace diez años que estoy pidiendo trabajo, estoy separada y sola intento sacar adelante a mis dos hijos. Por eso he pedido trabajo en el municipio, aunque sea de barrendera o de lo que fuese, pero no hay manera. Vivo del salario universal de mis hijos y pago el alquiler y la luz”, indicó Millán.

Una olla comunitaria

Las familias ubicadas a la vera de la ruta decidieron hacer una olla comunitaria para poder comer y compartir lo poco que tienen. “Entre todos hacemos una vaquita y cocinamos, sobre todo para los niños”.Finalmente pidieron: “Queremos que por favor nos ayuden, que venga el defensor del Pueblo, alguien de Drechos Humanos, estamos desesperados y nadie nos vino a ver, solo ustedes (El Tribuno). Acá estamos gente pobre que realmente necesita una ayuda, un lugar digno para vivir y por eso esperamos que vengan las autoridades locales, ya que el intendente nunca vino a ver las necesidades que estamos pasando, solo queremos una solución”, sentenciaron.

#RosarioDeLaFronteraTOMA DE TERRENOS Mujeres con niños discapacitados a cargo fueron reprimidas por policías de…

Publiée par MAGO Producciones sur Mercredi 25 septembre 2019

Deja tu comentario